1. Leer un libro compartido nos une como comunidad en un diálogo compartido: ¡una unión que pasa páginas!
  2. Inspira conversaciones entre generaciones y culturas.
  3. Nos recuerda que realmente SÍ tenemos tiempo para leer durante nuestros días ocupados.
  4. Nos invita a participar en una variedad de programas alineados en torno a los temas del libro.
  5. Apreciamos aún más a nuestros amigos, familiares y vecinos, ya que discutimos con entusiasmo sus puntos de vista.
  6. Nos vuelve a conectar con todos los grandes recursos que se encuentran en la biblioteca de nuestra ciudad natal.
  7. Nos lleva a descubrir libros similares y nuevos autores que queremos leer como resultado de la experiencia.
  8. Es una excelente manera de celebrar las asociaciones comunitarias, incluida nuestra gran librería independiente, Macdonald Book Shop.
  9. Nos ayuda a pensar, imaginar y soñar más profundamente.
  10. ¡Continúa con una gran tradición local!