Las bibliotecas son espacios ocupados y, a veces, ruidosos en estos días. Las actividades para niños, los participantes emocionados de las reuniones, los programas de música y, seamos sinceros, los teléfonos celulares (por favor tome sus llamadas afuera), hacen de nuestra biblioteca un lugar vibrante y activo. Entonces, ¿dónde vas para escapar de todo... para encontrar un poco de esa biblioteca tradicional donde los bibliotecarios todavía dicen shhhhh de vez en cuando... En los confines del segundo piso todavía hay un lugar. Una chimenea, muchos asientos cómodos y mesas para trabajar se benefician de un entorno tranquilo.

Sin conversaciones

Silencia tus dispositivos

Disfruta de paz y tranquilidad